Enfermedades frecuentes


Tiroides
 

Hipotiroidismo: cuando la glándula de la tiroides produce insuficiente la hormona T4 (Levotiroxina) se presenta un cuadro de hipotiroidismo cuyos síntomas son: debilidad, fatiga, constipación, aumento de peso, pérdida del cabello, falta de concentración, y en las mujeres, alteración de los ciclos menstruales.

Tipos de Hipotiroidismo:  

Autoinmune: el hipotiroidismo autoinmune lo genera el mismo organismo cuando produce anticuerpos que “atacan”  la tiroides reconociéndola como extraña y la vuelven “perezosa”. Estos anticuerpos también se cuantifican en el Laboratorio. Para detectarlo es preciso hacerse los siguientes exámenes: T4, TSH y anticuerpos antitiroideos como anticromosales y antitiroglubina. Si este es su caso, es necesario que los exámenes sean evaluados por un médico endocrinólogo para que defina el ajuste de la dosis de levotiroxina que necesita.

Congénito: es una enfermedad que se debe diagnosticar en todo recién nacido durante los primeros ocho días de vida, para empezar tratamiento de inmediato y evitar así consecuencias graves como retraso mental, falta de desarrollo neurológico y motriz del bebé. El examen pertinente para detectarlo es el Tamizaje neonatal que puede diagnosticar más de 50 enfermedades silenciosas en el recién nacido.  Tan pronto se detecte TSH alta, se debe hacer una prueba confirmatoria. Si se verifica el diagnóstico se debe empezar un tratamiento con levotiroxina. Los niños que padezcan de este problema deben hacerse frecuentemente pruebas de laboratorio e ir a control de crecimiento y desarrollo donde el endocrinólogo pediatra para que este ajuste las dosis de acuerdo con lo que arrojen los resultados.

Hipertiroidismo: se produce cuando hay un exceso de la hormona tiroidea. Se manifiesta con síntomas como temblor, insomnio, pérdida de peso, taquicardia, intolerancia al ejercicio y al calor. En el cuadro de hipertiroidismo la TSH está suprimida o por debajo del límite inferior del valor de referencia y la T4 libre está por arriba. El tratamiento se debe hacer, con control médico con metimazole o propiltiuracilo. Estos medicamentos pueden causar efectos colaterales como neutropenia o baja de las defensas, y pueden subir las pruebas hepáticas, por esto es importante el seguimiento del paciente por medio de exámenes de laboratorio. Los exámenes para detectar un cuadro de hipertiroidismo son: TSH, T3, T4 libre, anticuerpos contra el receptor de TSH. Estudios como gamagrafía y ecografía de tiroides son de gran ayuda.

DIABETES

Diabetes tipo 1:  Ocurre cuando el organismo genera ciertos anticuerpos que destruyen las células del páncreas que producen insulina, la hormona encargada de metabolizar los azúcares. Al no tener insulina, el azúcar en la sangre se sube. Se manifiesta con síntomas como: mucha sed, ganas de orinar día y noche, hambre permanente, baja de peso a pesar de comer mucho. Dos o tres semanas después de que el paciente presenta los anteriores síntomas, comienza con otros como dolor abdominal, náuseas y deshidratación severa. 

     Es necesario hospitalizarlo para hacer el diagnóstico, controlar la deshidratación, aplicar la insulina y educarlo a él y su familia en el manejo de la enfermedad. 

     Es por esto que este tipo de pacientes deben inyectarse la insulina que no producen antes de cada comida para evitar complicaciones.  

     La alimentación debe ser balanceada, con horarios fijos y evitar los dulces, los exámenes que indican el cuadro diabético son: 

  • HBA1C> 6,5%
  • Glucemia en ayunas > 126 mg/dl*
  • Glucemia 2 horas postcarga > 200 mg/dl
  • Glucemia > 200 mg/dl con síntomas
  • Glucosa en la orina con cuerpos cetónicos

Requieren dos tipos de insulina de acción larga (se aplica cada 24 horas) y de acción rápida (se aplica antes de cada comida). Solo se aplica de manera subcutánea ya sea con jeringas, y lapiceros, o también por medio de la bomba de infusión de insulina. 

Todos los pacientes deben tener control de laboratorio y visita donde el endocrinólogo cada tres meses. 

Exámenes pertinentes periódicos para pacientes diabéticos: perfil lipídico, glicemia, hemoglobina glicada, pruebas tiroideas (ya que la diabetes está asociada a veces a disfunción de la Tiroides) y examen de orina, para detectar si excreta proteínas.

Equipo de la salud para el manejo de un paciente con diabetes: cita anual con el oftalmologo. Refuerzos periódicos con la nitricionista para aprender a contar carbohidratos.

Diabetes tipo 2: Es la diabetes que se produce por resistencia a la insulina. Es decir, aunque el páncreas sí produzca insulina, los tejidos son resistentes a su acción. Esto generalmente se produce por sobrepeso y obesidad, especialmente en el área abdominal. Se previene entonces manteniendo un peso adecuado para talla. Por eso, en el momento en que el paciente presente una glicemia que supere 200mg/dl y cifras de insulina altas, debe comenzar un tratamiento con dieta, actividad física y sensibilizadores de la acción de la insulina, y, en muchos casos con insulina, para garantizar un buen control metabólico tanto de la glicemia, como de los triglicéridos, de las pruebas hepáticas y del ácido úrico.  

  • HBA1C 5.7 a 6.3% está en rango pre-diabético
  • HBA1C más de 6.4%
  • Glucemia en ayunas > 126 mg/dl*
  • Glucemia 2 horas postcarga >200 mg/dl


Enfermedades metabólicas

Hiperlipidemia: el perfil lipídico se compone de colesterol total que es la sumatoria del colesterol bueno o HDL (protector cardiaco), del LDL (colesterol “malo”) o factor de riesgo cardiovascular y del colesterol VLDL. Los triglicéridos son las grasas de la dieta. 

Hiperlipidemia familiar: La hiperlipidemia familiar es heredada y se puede presentar desde los 2 años de edad con cifras de LDL alto. Es la que causa enfermedad cardiovascular temprana, infartos de miocardio antes de los 55 años y se debe tratar tan pronto como se detecte con dieta, ejercicio y por lo general con medicamento para prevenir la aterosclerosis. Los controles de laboratorio se deben hacer periódicamente porque la formación de placas ateromatosas es silenciosa. Todos los nietos, hijos y sobrinos de pacientes menores de 55 años con infartos se deben hacer el control del colesterol para saber quién heredó la producción anómala de LDL y empezar a prevenir la enfermedad cardiovascular. 

El síndrome metabólico: es causado principalmente por sobrepeso y sedentarismo, se presenta con triglicéridos altos y HDL bajo. Se asocia a resistencia a la insulina, hiperglicemia, hipertensión. Se controla cambiando los hábitos alimenticios, haciendo ejercicio y con medicamentos. 

Falsa alarma: existe una entidad en la cual el colesterol total está aumentado a más de 200mg/dl pero a expensas de HDL alto. Esto no es una enfermedad, sino que es un privilegio, el HDL es protector cardiaco.   El examen para detectar estos desórdenes es el perfil lipídico.